lunes, 19 de octubre de 2009

Nobel Porno para Ricardo en Estocolmo

Entre los días del 12 de febrero y el 17 de septiembre de este año tuvo lugar en el Museo Nobel una exposición que trata sobre la libertad de expresión, la misma estaba titulada “Yttrandefrihet var går gränsen?” (La Libertad de Expresión, ¿Cuán libre es la misma?) El Museo tiene sus salones en uno de los edificios antiguos de la ciudad vieja de Estocolmo

DSC04035 Entrada del Museo Nóbel de Estocolmo.

La puntos que se trataron de discutir a través de esta exposición son las limitaciones que puede la libertad de expresión misma experimentar. La temática que domina toda la puesta es hasta dónde se expandiría el espacio de la libertad de expresión sin que se pueda considerar el mismo como ofensivo o en otro caso dañino.

Un detalle interesante en esta exposición es que la misma está creada por el Nobel por la Paz de Oslo, y ha escogido mostrar ejemplo que bien pudieran considerarse como chocante con la idea de que se acentúen importantes cuestiones que sirvan para levantar un debate. Para este fin se ha reorganizado, ya que en principio estaba organizado con ejemplos relacionados con la libertad de expresión tomados de un contexto noruego y ajustados en este caso a un contexto sueco, con ejemplos que tienen que ver con la libertad de expresión relacionados con Suecia.

La intención de los organizadores de la exposición es que la misma sea provocativa, al menos lo exponen así en el folleto de la exposición. La exposición cuenta con nueve secciones. La primera dedicada a la libertad de expresión como un derecho humano y habla entre otras cosas de lo que dice las leyes suecas y las convenciones internacionales sobre el mismo. El segundo trata sobre los que han desafiado los limites de la libertad de expresión, esta sección trata la problemática de que si es aceptable criticar a la religión cuando esta considera la critica como una agresión. También en esta sección se va alrededor de que si las expresiones de odio, ofensivas y amenazantes se pueden defender en nombre de la libertad de expresión.

En la tercera sección hay un espacio que se le dedica a la libertad de expresión a través de la historia, desde la antigüedad hasta nuestros tiempos.

Se habla sobre la Internet en la cuarta sección, es un importante tema dentro de la exposición porque según aparece allí la Internet ha servido para expresar las opiniones políticas y revelar las injusticias. Esto esta en una constante tensión entre las autoridades y gobiernos que quieren todo el tiempo tener bajo control todo lo que se publique, sobre todo lo que le resulta perjudicial. También se incluye en esta sección los periodistas que han pagado con sus vidas por informar eso que ocurre en la sociedad y lo que se debe criticar. Además sobre la vigilancia política y el registro de las personas a causa de sus ideas y por lo que expresan, una violación de los derechos humanos en el siglo XX cometida por las dictaduras y los estados de un solo partido.

En la muestra estaba preparada también unos cuartos en donde se proyectaban filmes, entre ellos algunos relacionados con China y la problemática de la libertad de expresión allí.

Según lo que la constitución sueca dice que todo ciudadano sueco tiene derecho a expresar sus pensamientos, sus ideas y sus sentimientos, aparte de intercambiar ideas de cualquier índole a través de las ondas radiales y de televisión o que se equiparen con estas. Se incluye también los filmes y las grabaciones de video y de audio u otros medios técnicos. Lo que quiere asegurar esta ley es que haya un intercambio de ideas seguro, una información completa y libre, y una creación artística libre.

En un mapamundi de gran tamaño y expuesto como forma de gran fotografia sobre uno de los paneles, salían marcados con color rojos los paises que imponen ferrea censura sobre la Internet. Entre tales países tenemos Bielorrusia, Paquistan, China, Vietnam y Arabia Saudita entre otros. El nombre de Cuba por su puesto que se nombra entre tales estados, y la isla queda marcada con el color rojo, y quizá se haya escogido este color mas que una cuestión de casualidad, puede que el que le dio color al mapa trataba de expresar algo más.

La sección segunda de la exposición brindaba una muestra de artistas que han desafiado a la censura con su creación artística. En una pequeña pantalla se mostraban una serie de cantante censurados de una u otra forma. Entre algunos de los artitas que allí se expusieron estaba Farhad Darya, uno de los más renombrados musicos de Afganistán, tuvo que salir huyendo con otros miles de artistas cuando los talibanes tomaron el poder en 1996. Se debe recordar que los talibanes prohibieron la música en Afganistán y quemaron instrumentos musicales, grabadoras y se castigaban aquellos que intentaran escuchar musica.

También se expone ahí el caso de Kurash Sultan, en uiguris músico de Turkestan oriental, luchó con sus canciones por un Turquestan oriental libre para mantener la cultura urgurisca con vida. Después de arrestos en China logra salir para Suecia en 1999 en donde se le otorga el estatus de refugiado político.

Marcel Khalife, un trovador libanes, se le acusó de blasfemo contra el Corán cuando uso algunos de los versos de ese libro para sus baladas. Fue condenado a seis años de prisión en 1999 liberándosele en el 2005. Khalife fue reconocido por la UNESCO como artista de la paz como reconocimiento por su dedicación por mantener la herencia artística.

Las hermanas Marjan y Mahsa Vahdat, dúo iraní, se le ha impedido presentarse ante un publico comprendido por hombres y mujeres. Según la ley de Irán las mujeres no pueden presentarse ante un publico que incluya hombres.

De Latinoamérica los países representados en esta lista de cantantes censurados son Chile y Cuba. El primero representado por el trovador Victor Jará, conocido por su apoyo a Salvador Allende, muerto a manos de los militares golpistas. Por Cuba se muestra al roquero Gorki Carrasco del conocido grupo “Porno para Ricardo”. La información que sale sobre Gorki es que desafió a la elite politica cubana con su musica punk, en el 2003 se le acuso de tráfico de dogras. Las pruebas que se mostraron en su contra no tenían el suficiente fundamento y Gorki negó la acusación, así y todo tuvo que pasar cuatro años en la cárcel. Después de su liberación siguió criticando al régimen.

DSC04019

El caso del director de cine Theo vanGogh está allí representado, el mismo fue muerto por un fundamentalista religioso a causa del controversial filme que realizó, “Submission” La película muestra a cuatro mujeres maltratadas y semidesnudas cuyos cuerpos han sido caligrafiados con textos que se pueden asumir como humillantes para la mujer, extraídos del Corán. Ayaan Iris Ali, quien fuera una política holandesa de ascendencia somalí ayudó en la creación de este film.

DSC04029 Video sobre una entrevista a Ayaan Hirsi Ali en el museo Nóbel.

Un ejemplo de cómo la libertad de expresión puede a veces tener objetivos negativos es el caso de Rwanda. Cuando se desencadenó la matanza de los tutsi transmitió la Radio Rwanda el siguiente mensaje: “Mata a cada tutsi que te encuentres y no pares hasta que se caigan.” “Tomen sus machetes y hagan pedazos sus enemigos.” Radio Rwanda y Radio Miles Coline se convirtieron en instrumentos de la masacre. Las transmisiones radiales daban información de donde los tutsi se podían encontrar.

La historia ha demostrado que sin la libertad de expresión es uno de los fundamentos de las sociedades democráticas. Es un fundamento para que exista una creación artística libre y sea expresión del sentir individual y colectivo. Hoy día seria difícil enfrentar el reto de la globalización sin tener el cuenta la libertad de expresión ya que la interacción global se frenaría. Más que un derecho se muestra hoy día como una necesidad mas que todo. Un ejemplo de ello es la Internet que su sola existencia requiere de libertad para poder existir de alguna forma, ya que en caso de limitarse la libertad de expresión ahí entonces se estaría limitando la misma existencia de la Internet. Aunque paradójicamente tenemos que enfrentar los casos explícitos de odio y otros más extremos como los de la incitación a la violencia que muchas veces se diseminan por las redes digitales. La cuestión está en no ver a la Internet como si fuera un medio malo en sí, entonces ¿qué dejaríamos para los libros y los diarios? Por consiguiente ¿que diríamos de la libertad de expresión misma? La exposición en este sentido cumple con su cometido en gran medida, hacer que el exportador se siente y reflexione sobre todo este complejo mundo que es la libertad de expresión en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada