martes, 6 de octubre de 2009

La bomba y la cruz en Norsborg

Al sur de Estocolmo, en la comuna de Botkyrka y en uno de los barrios más poblados por extranjero, Norsborg, se ha suscitado una polémica en torno a una cruz pintada como graffiti en una de las estaciones del metro.

El día 20 de agosto un motociclista, Simon Savci, condiciendo a alta velocidad se proyecta contra un ómnibus y perece en el accidente. Los parientes y allegados del fallecido comenzaron a llenar el lugar de flores y velas, muchas otras personas se congregaron en el lugar. Una persona o un grupo de persona hizo el graffiti de la cruz en la pared de la estación del metro de Norsborg. La empresa de ómnibus y metro de Estocolmo no pudo llevar a cabo su rutina porque se le amenazó de poner una bomba en la estación del metro.

HPIM6040

De lo que trata el conflicto es que los familiares y amigos del muerto se oponen a que la compañía sueca quite de la pared la cruz. Los mismos amenazan a la compañía de que si quitan la cruz entonces pondrían una bomba para explotar el lugar.

La policía ha reaccionado recomendando que no se limpie la pared para quitar la cruz pintada. La misma argumenta diciendo que quitar la cruz podría desencadenar una serie de protesta que se le podría ir de las manos a la policía. Ya se han dado estallidos en esos barrios en forma de incendiar automóviles. En cuanto a las amenazas que la compañía sueca ha sufrido ha la policía iniciado una investigación.

El graffiti rompe con el ambiente arquitectónico de la estación del metro. La misma está compuesta por bloques de hormigón y pedazos de hierro, rodeado de edificios que más recuerdan a los de microbrigada en Cuba como los de la Habana del Este por ejemplo. Aunque la diferencia de las comodidades entre los repartos de Suecia y los de la Habana es abismal, no deja ese tipo de arquitectura tener el mismo efecto entre las personas. Más que una casa uno se siente como “guardado” en una caja de fósforos.

La arquitectura de estos lugares no tiene ninguna forma agradable, los edificios de vivienda y los de los lugares público se parecen entre si ya que la forma es casi la misma: cajas cuadradas o rectangulares. Esta arquitectura de bloques de cemento y metal de colores grises parece como dispuesta a reprimir y entristecer a las gentes..s A diferencia de las edificaciones del centro o del viejo Estocolmo que es rica en la variación de la arquitectura y la forma de los edificios, que dan una sensación de flexibilidad que regocija la vista. En cambio los edificios de los repartos con su uniformidad y sus colores que oprimen, tonos grises, tienden a deprimir al individuo.

El hecho tiene también resonancia por ser un símbolo religioso. En Suecia existe la norma que la religión es una cuestión que pertenece a la esfera privada. El área que se le permite a la religión se reduce a las iglesias, las mezquitas o los templos budistas o hinduistas, y está claramente separadas de aquello que es lo público. En caso de permitírsele a la misma salir a la sociedad entonces se hace de manera muy controlada.

Hay una tradición sueca que se debe tener en cuenta a la hora de ver la cruz de Norsborg. Según la misma se le rinde homenaje a los que fallecen en la calle, ya sea por un accidente, una pelea callejera, suicidio, etc., poniendo un ramo de flores y velas, a veces una foto del muerto. En el caso de Norsborg las autoridades suecas se han cuidado mucho de no quitar la cruz para no herir los sentimientos de los familiares y amistades del motociclista fallecido.

En el periódico “Mitt i Botkyrka”, que se ha hecho eco de algunos de los detalles de este debate, entrevista al responsable de seguridad de la comuna de Botkyrka Markus Qvennersted. Éste afirma que el graffiti no es un graffiti cualquiera sino que es un símbolo que tiene un valor. Las velas que se encienden en los lugares que se recuerda a fallecidos están sobre territorio de la comuna y deben quedarse un tiempo por respeto a los llevan el dolor

Tarde o temprano se quitará la cruz pintada en la estación de metro y quedará el concreto al desnudo. Muchos sienten simpatía por los familiares y amigos del motociclista muerto y entienden el significado que tiene la cruz para los dolientes. Aunque, que hayan realizado esas amenazas violentas no despierta mucha simpatía sino más bien desconfianza y repulsa. Pero al final queda la comprensión de las autoridades suecas, tanto por la policía y por los dirigentes de la comuna del significado que tiene para los familiares y amigos del difunto la cruz de Norsborg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada