domingo, 4 de octubre de 2009

Al Lejano Oriente en Estocolmo

El pasado 19 de septiembre tuve la oportunidad de llegarme hasta el museo del lejano Oriente de Estocolmo. Entre las muestras estaba una exposición de arte japonés moderno "Kimono fusion", además una muestra de arte chino "Mittens Rike" (El centro del reino) y un encuentro con una escritora surcoreana que se encontraba de visita en Suecia.

entrada-östeasiatisk                        Vista de la entrada del museo

La historia del museo se remonta a los años 20 cuando Johan Gunnar Andersson, más conocido por “Kina – Gunnar” (China – Gunnar) descubrió las cerámicas de la edad de piedra. La colección fue suficiente para que en 1926 el parlamento sueco fundara el museo del Lejano Oriente. La construcción que alberga el museo es de los finales del siglo XVII. La de un edificación que ocupa el museo formaba parte de un complejo militar, y tuvo diferentes funciones a lo largo de la historia , como establo de caballo por ejemplo.

La muestra de arte japonés moderno da una perspectiva de como se ha ido entremezclando los elementos tradicionales, como por ejemplo el kimono, con el modernismo. Una especie de sincretismo que logra sin perder el valor de lo tradicional actualizar lo típicamente japonés en la época y el contexto en que vivimos. El kimono, aunque tratado de una forma moderna, no pierde la gracia y la unicidad que siempre lo rodea, y toma forma que resultan atrayentes tanto como el kimono tradicional.HPIM5631

         Detalles de la muestra japonesa, lamparas de kimono.

Las piezas y el ambiente que se ha creado en torno a la exposición parecen transportar al visitante al Japón mismo. Muy colorido al mismo tiempo que se desborda en los tejidos una cierta super-modernidad que el país nipón hace gala de.

Vale destacar que la moda japonesa ha servido de inspiración para muchos creadores de moda en occidente. Todo ha servido de inspiración, desde los tradicionales kimonos hasta la moda joven japonesa.

DSC04145                      La mezcla de lo moderno y lo tradicional japonés.

En la cafetería del museo se habilitó un lugar para vender algunos productos japoneses, como caramelos y refrescos. Ahí si hay que decir que los caramelos no tienen nada de particular con los caramelos que uno se come en la calle en Estocolmo. Aunque de todas maneras no deja de ser algo especial que uno, por unos centavos, se compre un caramelo japonés y, se siente entre los kimonos allí expuestos a disfrutarlo.

 

HPIM5639

Vista del palacio real de Estocolmo y la iglesia mayor desde el mueseo del Lejano Oriente.

Por otra parte, la exposición sobre China, "Mittens Rike" trata de abordar las relaciones entre China y Suecia a lo largo de la historia. La casa real sueca ha diseñado especialmente su porcelana en China, esto por cerca de 300 años. También, descubre uno en la exposición que no era solo privilegio de los reyes suecos los exclusivos diseños de porcelana china, el botánico Carl Von-Linne mandó a diseñar directamente a China todo un servicio completo.

Cientos de objetos expuestos vienen de varios coleccionistas suecos que se han hecho de dichos objetos por sus intereses culturales. Entre los mismo se encuentran objetos de bronce, además plata y porcelana que cuentan con una historia de alrededor de 3000 años.

Junto con las exposiciones el Museo del Lejano Oriente cuenta con una magnifica biblioteca, adaptada con muebles que recuerdan al diseño de esa región del planeta. Muchos de los libros son comprados en esos países y otros hablan sobre ellos. La biblioteca está abierta a los visitantes del museo y dos veces por semana cuenta con un bibliotecario que ayuda a los visitantes a encontrar la literatura que buscan.

A un lado de la biblioteca encontramos la sala de conferencias del museo que llama la atención su nombre, pues lleva el de la capital China, Beijin en sueco, (Pekín). El gran salón está conformado dentro de un diseño achinado y está preparado para grandes y pequeños eventos.

HPIM5628

Biblioteca del museo.

Precisamente ese día se efectuaba un evento para recordar el establecimiento de relaciones entre Corea del Sur y Suecia hace ya cincuenta años. Para ello se contaba con la presencia de

Chung Yang-hee

los escritores Yi Mun-yol, Yun Hûng-gil y la poetisa Chung Yang-hee, que se encontraba presente en el panel del encuentro. El titulo de la conferencia era "Voices from afar at your side - A reading of corean literature." y allí Yang-hee afirmó la importancia de la literatura a la hora de extender los puentes de entendimiento entre las culturas y los países. Otro encuentro que se enmarcan entre los acontecimientos para celebrar el 50 aniversario de las relaciones entre Suecia y Corea es el que se efectuará en el Aula Magna de la Universidad de Estocolmo el próximo 8 de octubre. http://www.orient.su.se/pub/jsp/polopoly.jsp?d=12170

Guerrero de terracota 

Junto a un modelo de “los guerreros”.

El museo del Lejano Oriente es uno de los lugares de Estocolmo que sin duda alguna debe de visitarse. Mi próxima vista la tengo programada para la exposición de los guerreros chinos de barro. Una parte de estos guerreros hacen una gira mundial y por supuesto harán escala en Estocolmo, en este museo, entre el 28 de agosto y el 28 de noviembre del 2010. Los billetes están restringidos a una hora aunque el visitante puede escoger que día le parece mejor. Uno puede reservar desde ahora lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada