jueves, 1 de marzo de 2012

Suecia: visión feminista de la circuncisión

Desde hace unos meses atrás se viene debatiendo fervientemente en la media sueca sobre permitir la circuncisión de los niños o no. Los que están a favor esgrimen con el argumento de la libertad religiosa. En dos grandes contextos religioso es frecuente la praxis de la circuncisión, uno es el del judaísmo y el otro el del Islam. Los textos sagrados de las dos religiones está el fundamento de la práctica de la circuncisión. Los que están en contra aseguran que la extracción del prepucio de pene del niño puede más tarde traer complicaciones de salud. Por otra parte, se habla de que el niño no tiene la capacidad para elegir y por eso debería ser la circuncisión algo que la persona ya adulta escogiera.

IMG_3365La sacerdote Annika Borg, autora del articulo de la revista Sans

En la revista sueca Sans, nr 1, año 2012, una publicación libre pensadora, como se describe a sí misma, la sacerdote de la iglesia estatal sueca, Annika Borg, ha comentado la problemática de la circuncisión en Suecia desde una perspectiva feminista. Según la perspectiva del sacerdote Annika Borg la circuncisión representa una muestra de poder patriarcal, que se incluye en la idea de que la sexualidad y el sexo tiene que estar controlado.

Circuncisión islámica en Malasia

Annika Borg basa su argumento en la concepción feminista de la teóloga judía Judith Plaskow, la que afirma que las mujeres se relegan a un plano en donde no se les ve en ese tipo de tradiciones como la de la circuncisión. El problema tiene que ver con la Alianza de Dios con el pueblo de Israel, que con la circuncisión sólo se hace visible en el cuerpo de los hombres. Por consiguiente pone a las mujeres fuera del centro de la Fe.

La circuncisión tienen que verse, según Annika Borg, de igual manera que las amputaciones del clítoris en las niñas, que aquí en Suecia está prohibido. Y para finalizar afirma que a los niños tiene que protegérseles de tales muestras de poder, a pesar de las razones que se tenga para la circuncisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada