viernes, 2 de julio de 2010

Entre eugenesia y humanismo, un debate sueco

El pasado 23 de mayo de 2010 se publicó en la sección de debate del diario sueco “Svenska Dagblade” un articulo sobre los fundamentos de la creencia del humanismo “Humanisterna tiger om grunden för sin tro” (Los humanistas ocultan el fundamento de su fe). El autor del mismo es el jurista y escritor Jesús Alcalá, antiguamente presidente de Amnistía Internacional sección Sueca.

En el artículo acusa Jesús Alcalá a los humanistas de que mantienen secretas las raíces de sus creencias. Estas raíces supuestamente vendrían las teorías de los biólogos como Julian Huxley 1887 – 1975, que en su tiempo fue un importante teórico de la eugenesia.

http://www.creationism.org/books/TaylorInMindsMen/TaylorIMMoaJulianHuxleyM.jpg

Julian Huxley

En una de sus obras, “General theory of life” reflexiona Huxley sobre como el hombre podría tomar control sobre la evolución ya que la sumisión a la naturaleza no era necesaria. El hombre tendría en sus manos la regulación y selección de la perfección humana con el fin de crear ciudadanos libres y solidarios. Además se libraría de las trabas que las supersticiones religiosas y la creencia en Dios se interponían ante una verdadera ciencia y un verdadero humanismo.

Huxley estaba a favor de la esterilización forzada de los discapacitados mentales y de los campesinos desempleados, el control de la natalidad, los bancos de esperma estatales, los programas de inseminación, los programa de esterilización eugenésico de cualidades humanas no deseadas, el fomento de la inteligencia, el liderazgo y las cualidades artísticas. Aunque el ideario de Huxley pareciese al de un dictador o racista, veía en este proceso un carácter temporal y cesarían cuando se lograra crear un nuevo ambiente social. Huxley tomó distancia del concepto raza pero no de la eugenesia como parte de la ciencia humanista.

Según expresa Alcalá, el ideario de Huxley vive todavía hoy entre los humanistas. En una conferencia de biotecnica realizada en Nueva York auspiciada por la Unión Internacional de Humanistas, el filosofo noruego, Levi Fragell, trató sobre las oportunidades que fomenta la biotécnica en lo referente a diseñar al ser humano y manipular el embrión para crear bebés inteligentes y frenar la vejez. Además, afirmó que los humanistas tienen que convertirse en el contrapeso de las formas religiosas que se relacionan con la bioética. Las cuestiones de la bioética tienen que analizarse desde una perspectiva racional y científica. Es decir, como asegura Jesús Alcalá, la ciencia es el camino de la salvación de los humanistas, que trata, como toda otra doctrina de salvación, de imponérsele al entorno.

Hubo respuesta de los humanistas suecos, por supuesto, Christ Sturmark quien es el presidente de la organización le dedicó algunas líneas a Jesús Alcalá. Según Sturmark se aprovecha Alcalá de la situación en la que aparecen los humanistas poniendo bajo una sombra de silencio el fundamento histórico de los fundamentos humanistas.

Si acepta que Julian Huxley estaba a favor de los experimentos biológicos para mejorar la raza humana con la ayuda de la genética. Pero niega lo que Alcalá asegura de que Huxley estaba a favor de los métodos obligatorios. Para Sturmark decir que la eugenesia sería la estrella que guía al humanismo, y su agenda encubierta, es igual de fresco que decir que la eugenesia toma un lugar central en los programas de los partidos socialdemócrata, moderado y de centro suecos, solo porque sus antecesores una vez estuvieron a favor de las esterilizaciones forzadas en el parlamento.

http://johanfirst.files.wordpress.com/2009/02/18man-foster.jpg

Como un paréntesis hay que agregar aquí que entre los años 1934 y 1975 se practicó el método de las esterilizaciones forzadas en Suecia. Estos métodos de esterilización fueron discutidos abiertamente y aprobados en el parlamento. Las esterilizaciones forzadas se vieron como un procedimiento dentro de la ingeniería social y también como técnica de prevención social para erradicar la delincuencia, acabar con las degeneraciones en la raza.

Jesús Alcalá señala en el artículo que Julian Huxley no era precisamente un dictador ni un racista. La diferencia entre eugenesia y racismo son claras, pero hay que tener en cuenta también que todas esas teorías de mejoramiento de la cualidad física humana más las teorías de ingeniería civil nacidas en el siglo XIX sirvieron de fundamento teórico y sustentaron en muchos casos las aberraciones de las ideologías del siglo XX, el nacional socialismo de Alemania, por ejemplo.

Los casos de esterilización humanas forzados no son tan comunes hoy día, porque seguramente no se habla, aunque si hay que decir que el ideal de la eugenesia se mantiene vivo. No creo que sea sólo la bandera del humanismo, sino de muchos partidos políticos y movimientos. Aquí está el punto débil de Alcalá, que sólo la emprende contra los humanistas. Hay que pensar nada más en el programa de eugenesia moderno, hoy no existe presumiblemente la esterilización forzada, pero si se mira al incentivo que se le da al aborto y a la eutanasia en los medios de comunicación, ¿no guarda esa persuasión similitud con los métodos forzados?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada