lunes, 16 de abril de 2012

Métodos castristas en Miami: El caso Ozzie Guillén a 41 años del caso Padilla

https://encrypted-tbn0.google.com/images?q=tbn:ANd9GcTocWfATQyMctBPkV8j4JZgtnyQp36zTvKSVihD0muMtrHEcXS9

El pasado martes 10 de abril en una conferencia de prensa se disculpa Ozzie Guillén de sus declaraciones personales en la que afirmó amar a Fidel Castro. Guillén, quien es manager del equipo de los Marlins se le separó por esa causa por cinco juegos de su trabajo. El caso Ozzie Guillén talmente parece sacado de una de esas historias vividas en Cuba, hace ya 41 años, el caso Padilla.

http://www.caretas.com.pe/1360/mesa/18-2.jpeg

La noche del 27 de abril de 1971 el poeta cubano Heberto Padilla (1932 - 2000), después de un mes de interrogatorios, se presentara en la UNEAC (Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba) para leer su “Autocrítica”. Después de pasar un tiempo en las celdas de la seguridad del estado cubana, Padilla lee su retractación que dada la repercusión que tuvo en los medios de comunicación se mostró la naturaleza totalitaria del idealizado régimen cubano.

La diferencia entre Heberto Padilla y Ozzie Guillén es clara. No nos queda duda de que Guillén no es un intelectual como Padilla, sino un hombre del negocio del deporte, que la causa de su retractación no es precisamente una obra literaria sino un comentario personal. Además, que no sufrió arresto por sus comentarios, como Padilla por su obra, estos dos casos, Guillén y Padilla, guardan una conexión que es saludable verla desde cerca.

Uno piensa que cuando se logra huir de Cuba se quedan atrás las retractaciones en las que el mismo Padilla se vio envuelto. Paradójicamente no sucede así, tenemos a Ozzie Guillén mostrándose en público y de forma, que da la impresión de exagerada, pide perdón a los exiliados cubanos. La retractación no fue espontánea, una fuerte reacción de los cubanoamericanos lo obligó a subir a las cámaras como forma de defender su puesto en el equipo de los Marlins.

La protesta suscitó una tormenta mediática a que se le agregó imágenes de los cubanoamericanos, representados por Miguel Saavedra de Vigilia Mambisa, dando un acto de repudio a Ozzie Guillén. Hay que observar que estos actos de repudio, por su emotividad y estructura tienen gran similitud con los que se organiza contra los disidentes en la Isla. Quizá no se haya previsto que la tormenta mediática desatada alrededor del caso Ozzie Guillén sobrevenga al exilio consecuencias tales como las que hace cuarenta y un años atrás desvelaron la naturaleza totalitaria del castrismo. Entonces el régimen cubano publicó en agencia de prensa, Prensa Latina, las transcripciones de “Autocrítica” de Heberto Padilla.

No todos los exiliados consideran como positiva la retractación y castigo infligido a Ozzie Guillén, algunos consideran la medida desmesurada, que a la larga afecta a la imagen que da el exilio hacia el mundo. Quizá aquí esté la respuesta de por que muchos exiliados cubanos permiten que se haya ido tan lejos. La imagen que tienen muchos cubanoamericanos de sí mismo es la imagen que estos creen transmiten al mundo. En la realidad, la imagen que se transmite al mundo sobre estos cubanoamericanos es otra muy diferente.

El caso Ozzie Guillén tiene muchos espectadores fuera de Miami, a los que se les está transmitiendo una imagen de los cubanoamericanos. La impresión que se pueden llevar estos espectadores del caso Ozziel Guillén guarda una gran semejanza con la que muchos intelectuales, hace ya 41 años, se llevaron al conocer la “Autocrítica” en el caso Padilla.

Hay muchos que están concientes de esta situación como por ejemplo Marcelino Miyares, del partido de la democracia cristiana. En el programa de Oscar Haza, A Mano Limpia, apuntaría a parte del problema diciendo:

“Tenemos que tener mucho cuidado en caer en la trampa. La gran trampa no es esta comunidad del Dade County, sino la comunidad del mundo entero que está mirando como nosotros estamos reaccionando a lo que una persona ha dicho, como nosotros estamos luchando por una democracia que tenemos que ser consecuentes con la democracia que queremos predicar. Ése es el problema.”

Es obvio para Marcelino Miyares que la imagen que los cubanoamericanos dan al mundo tiene que ver con el trato que se le da a las personas que opinan diferente, aun siendo opiniones que exalten emotivamente a grupos de cubanoamericanos. Miyares dice sobre esto:

“Aquí el problema se trata de la imagen que nosotros como comunidad le vamos a dar al resto del mundo de como nosotros estamos reaccionando frente a lo que alguien ha dicho. De que nosotros ante una persona que está pidiendo perdón, si lo estamos perdonando democráticamente. Si Martí estuviera aquí le daría la rosa blanca.”

La oportunidad fue muy bien aprovechada por los afines régimen de la Habana, como el periodista Edmundo García. En el programa de éste, de La Noche se Mueve, que el pasado miércoles 11 de abril, el tema escogido sería precisamente el de la “Autocrítica” de Ozzie Guillen. Junto al periodista Lázaro Fariñas harían un análisis bastante exhaustivo de la retractación y el castigo de Ozzie Guillén.

En esa oportunidad traerían a locución otros casos iguales al de Ozzie Guillén se han visto obligado a retractarse. Se habló de personas que visitaron Cuba en una gira artística, tener con Cuba alguna relación con Cuba o los cubanos de la Isla. Entre otros nombres se escucharon los de Oscar de León, Willie Chirino entre otros. En el caso de Willie Chirino hizo éste una retractación en un programa que conducía Marta Flores, en donde, según los datos que se dan, hasta lloró.

Está muy bien que en el programa de Edmundo García recuerde en su programa estás practicas que sistemáticamente se han aplica a los que han pensado diferente a la ideología oficial del exilio. Pero en su análisis eso silencia eso mismo que Edmundo sabe y está conciente, que si hay actos de repudio y retractaciones como la de Ozzie Guzman en Miami, es porque hay comportamientos importadas de Cuba. Poner toda la responsabilidad sobre lo que Edmundo García llama “la extrema derecha” de Miami es como decir que una naranja es sólo una de sus mitades.

Acto de repudio en Cuba

En un articulo “¿Qué les hizo Cuba para merecer esto?” recuerda Edmundo a una serie de personalidades, de eso que él llama extrema derecha, que estuvieron vinculados muy de cerca al régimen cubano. El trabajo de Edmundo García quedaría más profesional si hubiera retomado el background de eso que él llama la extrema derecha de Miami. Y mostrar además que esa extrema derecha tiene formación comunista que viene desde Cuba. Tal y como Edmundo García ha mostrado en sus programas.

Fuera de Miami algunos se dan cuenta de que la ultra derecha tiene formación comunista, tal es el caso del humorista norteamericano Bill Maher. En su programa “Real Live” ha dejado entrever Maher que espera que en su país, Estados Unidos, no se recurra a los métodos comunistas cubanos.

Para Bill Maher ha sido un sinsentido el pedido de perdón y la retractación de Ozzie Guillén. No queda duda que los métodos que se usaron para doblegar a Ozzie Guillén son también sinsentido. Sobretodo la desproporcionada respuesta de Vigilia Mambisa y Saavedra, nada más parecido a lo que la media de Miami suele llamar “las turbas castristas”. El escritor Enrique Risco dirá en su articulo “Invitación al Descanso”:

“(Por mi parte sueño con el día en que se descubra que Saavedra era agente de la seguridad. Pero es solo eso, un sueño: los idiotas nunca han estado de acuerdo para ponerse de un solo bando. Los idiotas son la gente mas democrática y omnisciente que hay, están -como lo demuestra este incidente- en todas partes.)”

No se debería terminar articulo, sin que desde el show mediático que se creado alrededor de las declaraciones de Ozzie Guillén, supuestamente espontáneas, se preguntara uno como alguien que dirige un equipo deportivo que tiene su casa en el corazón del exilio de Miami hace unas declaraciones con contenidos hirientes a muchos exiliados.

Sólo queda esperar y creer que este sea el último caso en el seamos exportadores de una “Autocrítica” que lleve a tales consecuencias. Ya llámese Heberto Padilla o Ozzie Guillén. Sólo queda esperar y creer que los métodos comunistas sean una historia penosa vivida en Cuba y en el Exilio.

1 comentario:

MDF dijo...

Situación desesperada de agonía del Dr.Manuel Iglesias Guerrero y su familia. ¿Terrorismo de Estado?

https://sites.google.com/site/davidcmgohan/la-agonia-del-dr-iglesias-y-su-familia
http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

Publicar un comentario en la entrada