lunes, 6 de febrero de 2012

Veto de Rusia y China en la ONU y el cambio de paradigma de las revoluciones democráticas

Rusia y China han vetado la resolución de la ONU, encabezada por los países árabes para frenar las matanzas que el régimen de Siria está cometiendo contra su propio pueblo. La resolución fue presentada por Marruecos en nombre de la Liga Árabe e intentaba respaldar a la ONU para impulsar la democratización de Siria. En muchos medios de comunicación internacional ha repercutido la frustración de los países árabes ante el veto de Rusia y China.

La frustración en el mundo musulmán no se queda sólo en los países árabes, en la 48 Cumbre de Seguridad en Munich, sino que hasta el jefe de la diplomacia de Turquía, el canciller Ahmet Davutoglu, ha hecho fuerte declaraciones que fustiga sobre todo a Rusia. Davitoglu dijo que el veto ruso no era más que una forma de irle a la contraria a Occidente.

image

Manifestante en la embajada rusa en Trípoli (Foto RT)

Un aspecto al que se le debería mirar con mucho interés es la reacción que ha tenido el veto de Rusia y China en los países árabes. Si volvemos la vista atrás hace diez años seguramente el veto de las potencias se hubiera visto con otro prisma por los mismos países árabes. Parece que Rusia sobretodo ha hecho una mala jugada con el veto a la resolución de la ONU, quizá haya actuado bajo la presión del miedo de que la onda expansiva de la primavera árabe alcance Moscú. Se puede sospechar que sea las mismas razones por las que China dio su veto.

El precedente negativo que ha dejado Rusia en los países árabes se empieza a sentir ya, en Libia protestas este fin de semana contra la embajada rusa que hizo que manifestante irrumpieran en sus locales.

Por lo que estamos viendo en este momento, con el veto de la resolución de la ONU por Rusia y China y la reacción de los países árabes, estamos ante un cambio de paradigma global. Anteriormente los modelos de revoluciones democráticas y luchas contra las dictaduras los encontrábamos en los países de occidente. Hoy día estos modelos están precisamente en los países árabes de cultura predominantemente musulmana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada