lunes, 21 de mayo de 2012

Prensa sueca sobre fallecimiento de Carlos Fuentes

http://span10m.files.wordpress.com/2010/12/carlos-fuentes_35845.jpgCarlos Fuentes

El mundo literario lamenta la perdida física del escritor mexicano Carlos Fuentes el pasado el pasado 15 de mayo en México. En muchos medios de información suecos se resaltó la noticia, en donde se le llamó a Carlos Fuentes “uno de los escritores más leídos de Latinoamérica”. Una de las reseñas más importantes sobre el escritor mexicano fue hecha por Mats Gellerfelt, escritor, traductor, critico de literatura, cine y teatro del Svenska Dagbladet, y publicada en la publicación del mismo nombre, en la sección “Under Strecket”, el día 18 de mayo pasado.

Mats Gellerfelt tuvo la oportunidad de encontrar a Carlos Fuentes. Este periodista sueco relata que pudo encontrar a Fuentes y hasta hacerle algunas preguntas. Fascinado por la obra del literato mexicano le preguntó a éste cómo podía escribir tanto y con tan buena calidad. A lo que Carlos Fuentes respondió que él no tenía más nada que hacer.

Claro que Gellerfelt se pregunta por qué murió Carlos Fuentes sin recibir el premio Nóbel de literatura. La pregunta no tiene nada de raro cuando Carlos Fuentes, según el mismo Gellerfelt relata, ganó, rápidamente dicho, casi todos los premios internacionales de significado.

En el artículo también se describe la impresión que Carlos Fuentes deja en algunos de los intelectuales suecos más representativos. Está el caso de Artur Lundkvist, amigo cercano de la Unión Soviética, premiado con el Lenin de la Paz. Éste exaltaría la obra de Carlos Fuentes por su forma narrativa que era genial. Vale destacar que Artur Lundkvist fue cercano al escritor de la línea oficialista de Cuba y residente en el país escandinavo, René Vazquez Díaz.

Carlos Fuentes no consigue el premio Nóbel de literatura, como describe Gellerfelt en el artículo, a causa de una explicación sin fundamento. Y el escribiente prosigue que a Fuentes se le fue otorgado todos los premios internacionales de importancia. Uno podría preguntarse entonces, por qué, teniendo un admirador tan notable como Artur Lundkvist en la Real Academia Sueca.

Una teoría puede ser el proceso de desarrollo ideológico que tuvo Carlos Fuentes. Como bien describe Gellerfelt en su escrito, Carlos Fuentes viajó del marxismo al liberalismo, tal como otros intelectuales latinoamericanos como es el caso de Mario Vargas Llosa. Recordemos también la posición de Carlos Fuentes ante las arbitrariedades del régimen de Fidel Castro contra los intelectuales. En particular que Fuentes estuvo entre los firmantes de la carta en que se oponían al proceso en Cuba contra el intelectual Heberto Padilla en 1971.

Hay unas palabras que Mats Gellerfelt dedica a Carlos Fuentes al final de su escrito que tienen mucho valor por la forma de valorar la personalidad literaria del escritor mexicano. A continuación una traducción libre de las palabras:

Esta magnifica autoria ha finalizado y lo que puedo constatar con pena. Pero sería sabio que esto se convirtiera en punto de referencia en la historia de la literatura. Sólo queda decir gracias por la vivencia que hemos recibido. Leer una vez más y otra vez más. Ningún ilustrado se decepcionará. Así es el poder mágico de la literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada