miércoles, 16 de mayo de 2012

La recreación de la temática medieval sueca en Ingmar Bergman: a proposito de la exposición de Albertus Pictor

IMG_4088

El museo de la provincia de Estocolmo, Läns museum, tiene montada una exposición de la obra de quien puede muy bien describirse como uno de los principales pintores de Suecia, Albertus Pictor. La obra artística de este pintor está presente en más de 30 iglesias del país escandinavo, las mayoritariamente se encuentran en la provincia de Estocolmo. Los motivos que se aprecian en los trabajos de Albertus Pictor tienen que ver con la vida diaria durante ese tiempo.

Escena en la que Ingmar Bergman recrea a Albertus Pictor

La importancia de Albertus Pictor como artista no sólo está motivada en su trabajo, en donde deja un testimonio claro de la época en que le tocó vivir, sino porque ha inspirado a otros artistas de su propia nacionalidad, aunque de alcance universal, como es el caso del director de cine Ingmar Bergman.

La genial creación cinematográfica “El Séptimo Sello” es donde se ve la influencia que Albertus Pictor tiene sobre la obra de Bergman. Hay dos elementos que trascienden en este filme. El primer es la partida de ajedrez entre (X), un caballero cruzado de regreso a su natal Suecia, después de las aventuras por Tierra Santa, y un sujeto que personifica la muerte. El segundo elemento que Bergman recrea en su film es la danza con la muerte que se escenifica ya tocando el final del filme.

Interesante también es que Bergman no sólo se inspira el tema de las pinturas de Antonius Pictor, sino que a éste lo introduce en su película. En una de las escenas esta suerte de caballero andante sueco entra en una de las iglesias que se encuentra a su paso. En la entrada de la misma coincide con un pintor que trata de terminar un cuadro sobre la pared de la misma, y la pintura refleja a la muerte jugando ajedrez. Se ha asegurado que a quien Bergman refleja en esa escena es a Antonius Pictor.

Las pinturas estas de la muerte jugando ajedrez con el caballero y la danza con la muerte que pertenecen a Antonius Pictor se pueden apreciar en la iglesia medieval de Täby. Una población al norte de Estocolmo, que con el tiempo y el crecimiento de la ciudad se ha convertido en un suburbio de la capital sueca.

Puede ser que no haya muchos directores cinematográficos que se hayan inspirado en artistas plásticos para la realización de sus obras, como es el caso de Ingmar Bergman y Antonius Pictor. Aunque se puede recordar la realización de Mel Gibson, The Pasion of Christ, que algunas de las escenas muy bien tienen una relación directa con el pintor italiano Caravaggio. Esto nos lo hace ver el juego de luz y sombras que muchas escenas de la película tiene.

imageEscena de “The Passion of Christ” que nos recuerda al pintor Caravaggio. 

Por siempre sería bueno que cuando se tenga la oportunidad de visitar la capital sueca, Estocolmo, visitar, si las circunstancias lo permite, la iglesia de Täby. Es interesante porque uno se pone en contacto con la obra de Ingmar Bergman desde otra perspectiva. Además, sería enriquecedor para los que habitamos estos lugares visitar un día la colección de pinturas de Antonius Pictor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada