lunes, 7 de noviembre de 2011

Prensa sueca pone el parche antes que Assange sea deportado

El diario sueco Svenska Dagblade en su tirada del día de hoy le ha dedicado un articulo a Julian Assagen, creador de Wikileaks, Intresser har fallnat för Assange och Wikileak (Ha caído el interés por Assange y Wikileaks).

El articulo trata como la popularidad de tanto Wikileaks como de su creador, Assange, ha disminuido. Para darle argumento a esta afirmación el periodista firmante del artículo, Gustav Sjöholm, se basa en datos suministrados por Google. Sjöholm explica que el número de las indagaciones sobre Julian Assange en el motor de busqueda del Google redoblaban en diciembres del 2010 las que se efectuaron en el 2011.

IMG_2170

Como ya es una regla en la prensa sueca trata con mucho cuidado el tema de Wikileaks y a su creador Assange, sobre todo por el traumático vínculo que lo une a Suecia. Al principio el articulista, Sjöholm, señala como Assange fue detenido el 7 de diciembre del año pasado por la policía británica, y por lo que se escribe todo parece indicar que está relacionado con reportes que el mismo Assange había escrito.

Pero más que el interés por los que buscan en Google sobre Wikileak y su creador, parece que el articulo trata de poner, como se diría en Cuba, el parche antes que aparezca la arruga. Al final del articulo Sjöblund señala la posibilidad de que las busquedas sobre Assange se puedan destapar de nuevo, dada su pronta posible extradición a Suecia.

En este caso no deja uno de sorprenderse de como Sjöholm ha pasado por alto las verdaderas causas de la detención de Assange en Londres, y deja aún profundamente enterradas las razones de la deportación de Assange a Suecia. Nada tiene que ver con los reportes que se han hecho público, y si con el delito sexual al que se le acusa a Assange de comtete en el país nórdico.

Esto es una prueba más de como la prensa, que supuestamente se autoproclama como libre, sirve a los intereses de las ideologías de turno. En principio no se le puede acusar de que no sea libre la prensa en Suecia, pero cuando uno ve como las omiciones en cuanto al caso de marras se reiteran, no sólo en la prensa escrita sino en la radial y la televisiva, no queda más que aceptar la teoría de las limitaciones de la prensa.

Ahora sólo queda por ver la repatriación de Assange y de como se tratará su caso ante los jueces en Suecia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada