viernes, 10 de julio de 2009

Aun recuerdo diversionismo ideológico

Todavía me pregunto como será para los jóvenes el futuro en las llamadas naciones del ALBA (si es que lograsen concretizar ese proyecto que se parece mas a una conga improvisada en un aula de primaria en Cuba que acaba cuando llega la maestra o la auxiliar de turno) que si no están gobernadas por militares andan en camino de militarizarse, a imagen y semejanza de Cuba.

Los que fueron jóvenes y adolescentes en los 60, 70 y 80 recordaran que caro costaba ser espontáneo, no por la escasez de ropas de modas y demás, sino por la política del gobierno que reprimía, esta es la palabra con que se define lo que hicieron los comunistas contra los jóvenes de ese tiempo, cualquier acto de espontaneidad. Daba lo mismo que fueras blanco o negro pues la mirada sospechosa del comité y de la policía en ese sentido cumplía con la máxima de que todos los cubanos eran iguales, sino que le pregunten a los blancos y a los negros que fueron jóvenes en ese tiempo. Solo bastaba andar con un espendrun, que es lo que le llaman afro o con melena, pelado a la moda, con campanas o con el pantalón estrecho, bueno todo lo que se saliera de lo “normal” de la militarizada y uniformada sociedad cubana.

Uno viviendo a fuera y con el tiempo no se le actualiza mucho esta problemática de que la policía te esté pidiendo carné por la calle por que pareces tal y más cual cosa. Además aquí en Suecia puede cualquiera vestirse como se te ocurra antes de salir de la casa de uno, que a nadie le interesa y a la policía menos (supuestamente).

 

Jóvenes suecos honran la memoria del músico norteamericano Michel Jackson

Casualmente el 8 de julio pasaba por la plaza de Sergelstorget, el lugar más céntrico de la ciudad Estocolmo, y encontré que un tremendo grupazo una manifestación de jóvenes que de manera tranquila realizaban un homenaje al cantante Michel Jackson de la forma más natural y desenvuelta que pueda ver. Instintivamente empecé a buscar con la vista a los policías, pero en el mismo instante despierto y me doy cuenta de que no estoy en Cuba. Seguí pensando sobre si un acto como este en uno de los lugares céntricos de La Habana podría ocurrir, un homenaje al Rey del Pop en donde concurran cientos de jóvenes sin que se tenga que temer a que la policía vaya a recogerlos a todos en un carro jaula por diversionismo ideológico, que Magdalena la Pelua seguramente diría “¿te acuerdas?”, o sabe Dios cuantos motivos más usarían hoy día.

Por lo que parece Chávez tiene muchas intenciones de uniformar su país al estilo de Cuba. Esto es lo peor que puede pasarle a la espontaneidad de los jóvenes por que en gran manera la mata. Bueno, este militarote anda ya prohibiendo y censurando la serie de los Simpsons, me pregunto que pasaría con una expresión espontánea de los jóvenes venezolanos como la de los jóvenes de Estocolmo para honrar la memoria de Michel Jackson, si éste no ha caído todavía como una “expresión del imperialismo” en el vocabulario de los chavistas.

Nota aclaratoria: La música de Michel Jackson nunca estuvo censurada en Cuba, se escuchaba y se veían sus videos por la tv única que había y hay. Lo que si hubiera sido un problema para cualquier cubano, sea del grupo racial que fuere, sería vestirse como Jackson y salir andar La Habana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada