domingo, 29 de diciembre de 2013

La aventura a IKEA

IMG_9022 Entrada de IKEA en Estocolmo.

Con motivo de las rebajas de Navidad y fin de año me hice un viajecito al gigante de IKEA para aparte de darme el paseíto, ver si las cosas que siempre le son a uno necesarias están a ese precio ajustado al bolsillo de uno. La verdad que IKEA es el lugar que le resuelve muchos problemas a uno.

El lugar donde IKEA se encuentra es un poco alejado en relación al metro, pero hay un sistema de buses públicos que te trasladan allí. Aparte de los públicos, IKEA tiene un servicio propio entre el centro de Estocolmo y la tienda, un servicio que ofrece totalmente gratis. El viajecito se hace a través de la autopista E-4, muy pintoresca, en un bus bien cómodo, con servicio de Internet incluido. El destino final es la puerta misma de la tienda.

IMG_9017 La plaza de las banderas de IKEA.

Entrar a IKEA es entrar al reino de los diseños y las soluciones prácticas para casi todas las necesidades, generalmente del hogar. Soluciones que a su vez se pueden considerar económicas en muchos casos. Existen casi todas las cosas que uno pueda imaginarse necesitar para la casa y la oficina, no menos para los niños a los que se les reserva un lugar. Este último no deja de llamar la atención, un tanto por el tipo de juguetes que cuando me encontraba allí estaban vendiendo, un muñeco que representa al feroz lobo de Caperucita Roja que se devora a la abuelita.

Di una buena caminata por muchos de los rincones de la tienda y lo que pude encontrar, que me alegró mucho, los bombillos led a precios mucho más rebajados que en otras tiendas. Estos dan una luz mucho más intensa que los otros y consumen mucho menos electricidad que las bombillas incandescentes.

Estando en esa misma sección de las lámparas y los bombillos, en una de las plantas que dan a la calle, sonó de repente una alarma. Cuando dirigí mi vista hasta el lugar de donde provenía ví una puerta con un cartel de "Puerta con Alarma". A los pocos instantes salió corriendo hacia esa dirección una empleada de IKEA, miró hacia fuera y empezó a gritarle a alguien en sueco: "No puedes hacer eso, regresa". La empleada se volvió hacia dentro muy excitada gritando "!Ayuda, ayuda!", pero muy pocos parecían verse removidos de su atención a las compras. Todo parece ser alguien que se llevó algún o algunos productos, salió corriendo por la puerta con alarma y se mandó a correr, posiblemente logrando salir con la presa en la mano, sin ser detenido.

IKEA se encuentra en una zona de almacenes comerciales y tiendas de todo tipo, el lugar se puede recorrer caminando. Pero si uno ha visto las rebajas en su barrio, ya no tiene que ir a otro para saber que es lo que tienen las otras tiendas, casi lo mismo de lo mismo.

IMG_9020 La parada de la guagua (bus) de IKEA.

Para regresar están también los buses de IKEA, en el mismo lugar que te deja el bus hace uno su colita, mucho más ordenada de lo que puede ser en La Habana, aunque no está exenta de desorden. Lo bueno que tiene que hay espacios para meter los paquetes y los bultos, si es que se ha comprado un buen número de cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada