viernes, 29 de enero de 2010

“Van Van”: de vulgar propaganda a jugosa ganancia económica

Los Van Van en Miami ha sido el tema candente del momento, grupos del exilio se preparan para realizar una propuesta por la presencia del grupo en escenarios de Miami. La visita del grupo musical es asumida por algunos de los exiliados como una provocación venida desde La Habana. Al mismo tiempo las entradas para ver la presentación se han agotado y un significativo número de persona se quedó en las afueras sin billete de entrada.

En una nota de prensa distribuida por Maria Argelia Vizcaíno se llama a protestar contra una invasión y una campaña ideológica proveniente de La Habana. Todo el evento se reduce aquí, como se formula en la nota de prensa, “enviados que viene a imponer sus vulgares propagandas”. http://www.cubanuestra.nu/web/article.asp?artID=18194

Pero más que ese logro que se le puede atribuir al régimen de La Habana el que sale ganando verdaderamente es el sistema que impera en Miami y en Estados Unidos en general. Junto con el intercambio cultural vienen los empresarios capitalistas que usan la oportunidad para sacarse su tajada de beneficios. Esto, y según los parámetros sociales estadounidense es una normal.

Hay sin lugar a dudas ciento de miles de exiliados que sienten preferencia por la música de los Van Van y que pagarían como muchos han hecho un billete de entrada para un concierto. A muchos, lo menos que le importa es que si los Van Van son o no son políticos sino, quieren pasar ese rato de divertimento y, consecuentes con el sistema que viven, pagan por eso.

El James L Knight Center, lugar donde actuaran los Van Van es con toda seguridad propiedad privada. La propiedad opera principalmente en función del beneficio y los intereses relacionados con el capital invertido, y su enfoque está dirigido hacia la competencia y la búsqueda de nuevos mercados. El otro ejemplo del triunfo del capital sobre las cuestiones ideológicas es China, país con un mismo sistema político que en Cuba.

Dejando atrás el apasionamiento que la problemática de los Van Van se ha suscitado, se puede divisar a los beneficiarios del mismo. Por un lado el régimen de La Habana que saca una buena tajada propagandística a su favor, por otro los empresarios que con el menor esfuerzo e inversión posible han hecho llegar a todos los interesados la noticia de la presencia de la orquesta cubana en Miami.

El otro aspecto de esta protesta anti- Van Van es el conflicto que se crea con los cientos de miles de cubanos que viven en Miami que sólo les interesa tener una vida mas o menos digna, mejor que la que tenían en Cuba. Estos han llegado en los últimos años y conservan la identidad que traen de Cuba que en algunos aspectos se diferencia de otros exiliados con más tiempo allí. Los llegados de Cuba, salvo algunas casos, no están tienen esa carga política sino que más bien aprovechan la oportunidad que tienen en Estados Unidos para hacer una vida desconectado del aturdimiento que puede producir “la política” tanto de un lado como del otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada