viernes, 8 de enero de 2010

Daniel Ortega: antifeminismo y fotos en privacidad de Fidel Castro.

Las fotos aparecidas en la publicación oficial sandinista “El 19” merecen una apreciación mas cercana. En las que aparecen escenas privadas de Fidel Castro junto con su esposa Dalia Soto, Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, junto con su esposa Rosario Murillo, además de Raúl Castro,  rodeado  por un grupo familiar. http://www.el19digital.com/index.php?option=com_content&view=article&id=8947:daniel-y-fidel-mas-de-30-anos-de-hermandad-revolucionaria&catid=23:nacionales&Itemid=12

La discreción casi hermética que se ha tendido sobre la privacidad de Fidel se ha visto rota por personas cercanas al mismo, cuando han logrado sacar videos. Se puede comentar el caso de Dashiel Torralba que obtuvo una gran suma de dinero por una toma que hiciera de Fidel desayunando en su casa. Un corto tiempo después acabaría casi expuesta a lapidación en Miami por un video porno que realizó y por un robo que supuestamente cometiera y por el cual tendrá que guardar prisión.

La pregunta más importante que uno debe hacerse no es tanto sobre el contenido de las fotos, al menos una, la última según el orden que se ponen en “El 19”, sino ¿zpor qué se publican fotos de la privacidad de Fidel Castro en un periódico oficial sandinista?

Vamos primero por los personajes que están involucrados con la publicación de la foto que son Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, que de una u otra forma pertenece al grupo de los allegados de los Castros, y su esposa Rosario Murillo. De las fotos mismas sugieren que hay una muy cercana relación familiar entre los Ortegas y los Castros que se va más allá de un solo compañerismo de “trabajo”. Pero, ¿Qué buscan los Ortegas realmente publicando fotos de la privacidad de Fidel? ¿Desvirtuar la atención de los problemas que tienen que enfrentar en su país?

Si empezamos mirando a Rosario Murillo, que entre otros problemas lleva una lucha encarnizada con las feministas latinoamericanas. Por una parte la política que lleva el gobierno sandinista en contra del aborto y por otra las acusaciones de que Daniel Ortega abusó sexualmente y hasta llegó a violar a su hija adoptiva e hija natural de Murillo, son los detonantes del enfrentamiento entre sandinistas y feministas.

La prohibición del aborto, incluyendo el preventivo que se contemplaba en una ley ya existente desde hace 100 años, tuvo su repercusión hasta en Suecia. Eva Zetterberg, del partido de izquierda sueco (comunista) siendo embajadora de Suecia en Nicaragua, tuvo un papel activo en la resistencia que se le hizo a la prohibición. Zetterberg protestaría por la falta de imparcialidad ya que el tema se había politizado cuando la consulta en el parlamento se realizó justo en el periodo presidencial. La embajadora sueca también amenazó a Nicaragua con la suspensión de las ayudas que recibe de Suecia.

Eva Zetteberg,  quizo condicionar la ayuda humanitaria a Nicaragua con la aprobación del aborto.

Otras voces que se sintieron desde Suecia fueron las de la Fundación Nacional para la Enseñanza Sexual (Riksförbundet för sexuela upplysning, RSU), que se preocupaba por la suerte de las dirigentes feministas nicaragüenses Sofia Montenegro y Marta Maria Blandón quienes habían sido enjuiciadas entre otros motivos por acusaciones de corrupción. La Fundación para la Enseñanza Sexual afirma también que esto es un método del régimen de Daniel Ortega para hacer callar a las feministas que lo critican.

Daniel Ortega junto a los problemas que enfrenta en su presidencia tiene luchar también contra la acusación de su hija adoptiva Zoilaamerica Narváez de haber sido abusada y violada sexualmente por éste. Los abusos sexuales supuestamente cometidos por Daniel Ortega se extiende en un periodo de tiempo de entre los años 1978 y 1998, a partir de cuando Zoilamerica Narváez contaba con 11 años de edad. Zoilamerica, según dice en una confesión que hace mantuvo silencio durante muchos años por la confusión que le provocó los abusos y fue sometida a una prisión desde la propia casa donde reside la familia Ortega Murillo, a un régimen de cautiverio, persecución, espionaje y acecho con la finalidad de lacerar su cuerpo e integridad moral y síquica. La denuncia de Zoliamerica Narváez en detalles se puede leer en http://www.sandino.org/zoila.htm

 

Rosario Murillo ha sido el arma que Daniel Ortega le ha lanzado a las feministas, en este caso se entiende ya que entonces todo quedaría como un problema “entre mujeres”. Rosario Murillo ha tenido que hacerle frente a las masivas protestas contra Daniel Ortega por las denuncias de abuso y violación sexual contra su hijastra Zoilamerica Ortega, la hija de Rosario Murillo. La esposa del hombre fuerte de Nicaragua acusa a las feministas que se han manifestado en contra de Ortega en varios países de Latinoamérica como Uruguay, Honduras, Guatemala y Nicaragua de protagonistas de una guerra mediática de baja intensidad y un terrorismo político sin precedentes, también acusa a las feministas latinoamericanas de falsas sacerdotisas y de establecer campañas de desvaloración de la cultura local con anzuelos de democracia, además acusa a las feministas de desintegrar la familia. El problema de Murillo no es sólo con las feministas sino que su confrontación la hace chocar también contra los gays, las lesbianas y los transexuales http://espacionicaragua.blogspot.com/2008/11/rosario-murillo-descalifica-el.html

También se puede leer el documento antifeminista de Rosario Murillo en http://www.lavozdelsandinismo.com/nicaragua/2008-08-28/la-conexion-feminista-y-las-guerras-de-baja-intensidad/

Al mismo tiempo que Daniel Ortega puede que haga un esfuerzo publicando las fotos para desvirtuar la atención de los problemas en torno a sí mismo, puede también muy bien encajar un cierto agrietamiento en las relaciones sandinistas – castristas. ¿No se podrán interpretar estas fotos como un cierto conflicto entre el sandinismo en Nicaragua y el castrismo? Esta es una de las formas de entender el atrevimiento de una publicación oficial sandinista de publicar fotos de la privacidad de Fidel Castro. Podemos pensar también en un fraccionamiento del sandinismo, aunque no debemos descartar que esto señale a los efectos que ha tenido en el castrismo trasnacional que se vive en Latinoamérica, con Chávez en la punta, del efecto del Girón que recibió en Honduras el año pasado.

Las fotos tienen dos mensajes muy importantes, primero el presentar a un Fidel Castro deteriorado por el tiempo, que no se valer de sí mismo y tiene que por eso auxiliarse de una silla de ruedas o apoyarse, cuando logran las fotos mostrarlo de pie, de alguien que le sea cercano. Esto significa que tenemos a un Fidel sin ninguna autonomía física, y no se puede especular del estado psicológico ya que para esto habría que mostrarlo en vivo por la televisión o en algún acto publico. Bueno, esto en el caso que la figura que se muestra como la de Fidel Castro en las fotos no sea un doble de él mismo.

La idea de que Daniel Ortega trata de desviar la atención de los problemas que le rodean con la publicación de las fotos se fortalece con las declaraciones de los ex comandantes sandinistas Henry Ruiz y Víctor Tirado. Estos ex comandantes aseguran que Daniel Ortega quiere "borrar" las críticas en su contra con la difusión de varias fotografías de diversos encuentros con el líder cubano, Fidel Castro. http://mx.news.yahoo.com/s/05012010/38/n-latam-ex-comandantes-sandinistas-critican-ortega.html

El otro mensaje que queda bastante claro en la foto es la posición que ejerce Dalia Soto, la esposa de Fidel, de pie detrás del comandante o a su lado. A juzgar por la última foto se muestra como ella tiene la posibilidad de organizar los movimientos importantes de Fidel Castro como lo es el de su traslado en lo que parece ser una ambulancia. Ninguna otra persona, al no ser el personal del ministerio del interior tiene acceso al interior de la ambulancia.

Esto puede significar muy bien que quien lleva la batuta en Cuba no es ni Fidel ni Raúl sino la señora Dalia Soto. Si consideramos que Dalia Soto ha logrado preservar su posición con discreción durante todos estos años que ha sido esposa de Fidel Castro un poder que se revela ahora con la enfermedad del comandante, ¿por qué no puede ser la misma que sin mostrarlo a la luz maneja los hilos del poder en la Isla de Cuba? ¿No estaremos ante la presencia de que en vez de la voluntad de un hombre en el fondo haya mucho de la voluntad de una mujer en todo lo que ha acontecido en Cuba en estos últimos años?

Si parece un poco exagerada esta afirmación uno puede preguntarse también por que no fue Raúl Castro quien entró en la ambulancia para organizar la subida de la silla de ruedas con Fidel Castro. Raúl no muestra control alguno sobre la situación. Esto si que no es especulación pues si hay alguna figura que da la cara hoy día por Cuba es la de Mariela Castro, la hija de Raúl, la emprendedora, la ejecutante de las ideas que en cierta manera tendría que venir del gobernante cubano, su padre.

Esta foto final que puede parecer la despedida de Fidel Castro a Daniel Ortega, es más bien una despedida que se le da a Fidel. Daniel Ortega despide a Fidel, quien ya no vive en su casa, es decir la casa de Delia Soto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada