sábado, 23 de febrero de 2013

Yoani en la tierra de la esclava Isaura

yoani_sanchez@20130217170718

Para muchos fue una gran sorpresa que Yoani Sánchez recibió su pasaporte y que el pasado domingo 17 de febrero partiera a una gira internacional. Gracias a las nuevas disposiciones de emigración, que entre otras cosas deja sin validez el injusto permiso de salida, Yoani obtuvo su pasaporte y su posibilidad de viajar. Esto significa que de hecho hay un pequeño pero importante cambio para los cubanos, sobretodo por lo que representa la figura de Yoani Sánchez.

El primer lugar escogido para comenzar su gira, que sería por varios países, fue Brasil, en donde tuvo una áspera pero a la vez amistosa bienvenida. En suelo brasileño no le faltaría la presencia de las brigadas de respuesta rápida que se organizarían en contra de Yoani. A diferencia de las de Cuba al menos estás no la han arremetido físicamente contra la bloguera cubana. Gracias al espectáculo que dieron los grupos pro – oficialistas cubanos se le ha dado una merecida atención a los eventos en los que ha participado Yoani. Aunque los ataques y críticas han venido sólo de la izquierda, Yoani ha recibido a las dos manos, también de la derecha. Una interpretación de las palabras de Yoani sobre los cinco espías presos en Estados Unidos se levantaron críticas airadas en los sectores más radicales del exilio cubano en Miami. La derecha brasileña no ha dejado de sumarse al coro de las críticas, en el sitio web Midia sem mascara, y en un artículo firmado por Heitor De Paola se acusa a Yoani Sánchez de ser instrumento de propaganda de Dilma y Raul.

Yoani Sánchez ha comenzado su gira internacional por América Latina, puede que el hecho parezca una coincidencia, pero si nos acercamos a ver tal vez no. Se puede especular que la región, América Latina tiene una vital importancia para Cuba, no sólo en el terreno económico como lo está demostrando por ejemplo Venezuela y Brasil, sino también en lo referente en materia de derechos humanos. La acción de los países latinoamericanos podría tener una mayor influencia y determinación en materia de derechos humanos y democracia que la que se podría ejercer desde Miami. Ha sido importante que la voz de la denuncia de las violaciones de los derechos humanos en Cuba se haya escuchado en el congreso de Brasilia. Es también importante que se escuche en los recintos parlamentarios de los demás países latinoamericanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada