sábado, 24 de agosto de 2013

Familia y abusos en institución sueca para acianos

SAM_0305

En los días 13 y 14 de agosto el periódico sueco Metro se hizo eco de una escandalosa denuncia que se le hiciera a una institución para ancianos en Värbacka Plaza, en Estocolmo. En esta institución, inaugurada apenas un año, ha descuidado la atención a los ancianos recluidos allí.

Heba Elkhabiry, que tiene a su mama de 82 años en esa institución comenzó a notar cambios significativos en el aspecto físico de la anciana. Caída del peso corporal y la aparición de lesiones en la piel. Gracias a las denuncias de Heba se efectuó una investigación que confirmó la desatención a los ancianos en el lugar. Entre las medidas que se tomaron estuvo la expulsión de quien ocupaba el puesto de administrador, y el mejoramiento de de las condiciones de los ancianos del lugar.

Entre otros casos que la prensa ha sacado a la luz está el de la madre de Katrine Martinsson. A la anciana se le encerró en un reducido local de la misma institución de Värbacka Plaza,, sin ventanas al exterior. La hija en este caso no pudo hacer mucho en el caso de la madre, ya que la misma está bajo la tutoría de otra persona que lo llaman "god man" que traducido sería “buen hombre”. Por lo que dice la prensa, Katrine Martinsson no puede determinar sobre el lugar donde poner a su madre, sin que primero determine este “god man”.

SAM_0301

“God man” es una especie de tutor, una persona que el estado le otorga un poder para administrar la economía y las cosas importantes de otra persona, referentes a cuidados médicos y trabajo, según sea el caso. Esto cuando la persona representada demuestra una limitación física o psíquica, y no encuentra la ayuda necesaria en su entorno. En este caso, por lo que la prensa describe, el “god man” se aprovecho de las ventajas que le ofrecía su posición más que de cumplir con ayudar a la anciana. Y por lo que se da a entender en los medios, este “god man” no sólo se aprovechase de la madre de Katrine Martinsson, sino de unas otras 60 personas, a las que sacase buenos dividendos económicos.

A las páginas de los diarios suecos no han llegado los ancianos anónimos que han pasado seguramente por cientos de abusos. Estos ancianos anónimos y solos no encontrarían como defenderse sin unas hijas como han resultado ser Katrine Martinsson y Heba Elkhabiry. La suerte de las ancianas madres que las denuncias de sus abusos llegó a la prensa no está tanto en la prensa, sino en la familia misma, los lazos inquebrantables que se forjan en la familia.

La relación madre – hijo / hija comienza ya desde el embarazo y se consolidad después del nacimiento, en donde el niño empieza a interactuar con la madre sobretodo a través del contacto corporal directo. La persona de la madre es la que hace sentir seguro al niño, esto será entre otro la exteriorización del vinculo entre la madre y sus hijos. Esta relación no se da por terminada con el arribo del niño a la adultez, en las culturas tradicionales era común que los padres vivieran sus días de vejez en la casa con sus hijos. Se exigía entonces tratar con respeto a los ancianos padres y atenderlos en sus necesidades materiales. Atender a los padres ancianos no es un momento de la vida aparte de esa primera relación padres – hijos, esto tiene una continuidad desde el mismo comienzo del embarazo.

Actualmente los niveles de vida se han alzado para muchas personas, muchas veces al precio de desmantelar las ligaduras familiares entre los individuos. Esto afecta a muchos ancianos, que acaban solos, la familia muchas veces se ve desbordada por la cantidad de trabajo y la falta de tiempo para poder atenderlos. La alternativa es las instituciones para ancianos. En principio estas instituciones tienen una buena idea detrás de si que es la atención especializada a los ancianos. Atención que es realmente imposible de dar a los ancianos muchas veces dentro de sus propias familias. Pero el problema surge cuando la institución suplanta la responsabilidad que tiene la familia por sus ancianos y adquiere todo el poder sobre estos.

Estos dos casos son un ejemplo de la importancia de la familia y los lazos familiares. Esto habla a favor de la importancia de la familia para la realización plena del individuo, desde la misma concepción de la vida hasta la muerte natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada